A menudo, como titulares de una propiedad situada en un inmueble sujeto a división horizontal, sentimos que nuestro Administrador de Fincas recibe unos honorarios por un trabajo que no vemos reflejado. Muchos desconocen los problemas reales de la comunidad, lo que se traduce en dejadez o incapacidad para solucionarlos, de manera que año tras año y reunión tras reunión, los problemas persisten o se van agravando. Nosotros nos ponemos en su lugar y trabajamos para que ser propietarios de un inmueble en una comunidad no se traduzca en malestar y frustración.

CLIENTES

Si es usted copropietario de alguna de las comunidades que administramos, no dude en contactar con nosotros para cualquier asunto. Si desea saber el estado de sus cuentas, o necesita un certificado del mismo, envíenos un email indicando su nombre completo, NIF, referencia del inmueble, comunidad y número de teléfono.